Algunas especies de plagas no responden a métodos de control de fauna nociva caseros. Si ya haz intentado todo y chinches, cucarachas o ratones no se van. Es hora de llamar a los expertos.

Plagas, como las termitas, pueden esconderse dentro de sus paredes, pisos o muebles y continuar creciendo su colonia durante años antes de que incluso sepas que tienes una infestación de termitas.

Los chinches que no están respondiendo a métodos menos invasivos de control continuarán reproduciéndose y extendiéndose por toda tu propiedad si la fumigación no se usa para eliminarlos.

Tal vez tengas problemas pensando que los químicos de la fumigación puede causarle enfermedades tu familia o inclusive a las mascotas. Pero actualmente los químicos que se usan en las fumigaciones no son tóxicos, cuentan con tecnologías de vanguardia que hacen que dañen el insecto que deseas, pero no a los seres humanos. Por otro lado, continuar conviviendo con cucarachas, chinche so ratones puede causar graves problemas en tu salud.

Acude con los especialistas.